fbpx

Por Ariel León

Después del artero asesinato del candidato de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cajeme, Abel Murrieta Gutiérrez nada se decide aún sobre la sucesión de quien será el siguiente candidato de MC en Cajeme, este día corrió como reguero de pólvora la versión que Gustavo Almada asumiría dicha encomienda información que fue negada primeramente por los integrantes de este partido en lo local y posteriormente por las altas esferas en el estado, asimismo nos informaron que; en estos momentos al filo de mediodía de hoy lunes 17 de mayo se está realizando una reunión donde se designará el próximo candidato, ojo, nos aseguran que no necesariamente puede ser un militante sino que también puede ser alguien de la sociedad civil quien ostente el cargo de candidato por dos semanas a la alcaldía de Cajeme.

Lo que sí es verdad es que la ejecución del ex procurador vino a cimbrar hasta el último rincón de Sonora y levantó polémica a favor y en contra de este crimen, así como lo leyó, hubo quienes se mofaron y festejaron la muerte del ex diputado Abel Murrieta, gente insensible con carencia de valores humanos y sobretodo partidistas que miraban en Abel Murrieta un rival duro de vencer.

Lo que no nos extrañó fue que la desgracia de Cajeme llamado Sergio Pablo Mariscal Alvarado no hizo acto de presencia en ningún momento en torno a todo el hecho donde perdió la vida el multicitado candidato Murrieta Gutiérrez, jamás se presentó en la California y Guerrero, en la clínica a donde fue llevado a recibir los primeros auxilios y donde sobrevino el desenlace, así como tampoco tuvimos noción que hiciera acto de presencia como primera autoridad del municipio en la funeraria donde fueron velados los restos mortales del hoy ex candidato.

Nos gustaría saber de qué capacidad es la memoria de almacenaje en la conciencia de este sujeto que tenemos como alcalde, nuestro aparato telefónico celular tiene una capacidad de 256 GB de almacenamiento y no muy frecuentemente se llena con la información que almacenamos, pero a llegado a su límite en varias ocasiones, lo que nos llama poderosamente la atención es que con más de mil ejecutados en el último año de administración, a este peneque bobalicón no se le llena la memoria como para poner un hasta aquí o un basta a la violencia, ¿con cuántos ejecutados más se le llenará la memoria?, tal vez su capacidad de almacenamiento sea de un “terabit” y necesite otros quinientos ejecutados de aquí al finalizar su administración para completar la mitad del almacenaje de memoria en su conciencia.

Hablando de Sergio Pablo Mariscal el Presidente “terabit” no solamente no entendió como contrarrestar los efectos de la delincuencia organizada (a quien más bien parece les abrió la puerta de la ciudad) sino que tampoco supo resolver el problema de los baches y eso que en tres años no llovió como se debe (hasta suerte tuvo el huevón), tampoco tuvo la capacidad para limpiar las polvorientas calles de la ciudad, mucho menos tuvo los pantalones suficientes para exigir a la compañía que realizo la reconstrucción de la calle Jalisco y Sufragio Efectivo para que concluyera la obra, se escudó en la pandemia para ocultar su incapacidad total al frente del Ayuntamiento de Cajeme.

Donde si no hay remedio y ni cómo ayudar es en el caso de Anabel Acosta la candidata del PRIAND a la alcaldía de Cajeme, esta candidata confundió el proceso electoral con un certamen de belleza o miss simpatía estos dos últimos sin lugar a duda llegarían a la gran final.

La realidad de Cajeme es que necesitamos un alcalde con carácter que venga a poner fin al deterioro que presenta nuestra ciudad, asimismo alguien que encare de frente el problema de la inseguridad ¿Se imagina usted a la candidata del PRIAND atacando a los grupos delictivos y defendiendo a los ciudadanos?

Sino defendió a los cajemenses, sonorenses y mexicanos cuando debió dar marcha atrás a la Reforma energética en aquel tiempo cuando por obra del destino llego a ser Senadora de la República por Sonora, para ella fue muy fácil faltar el día de la votación y deslindarse de esa responsabilidad en vez de alzar la voz fuertemente y decir que en Sonora durante el verano se tienen temperatura por encima de los 46° a la sombra y, por esa razón se requieren aparatos de aire acondicionado en todos los hogares y que esa reforma energética vendría a partirle la madre a sus paisanos, ahora resulta que ella no aprobó dicha reforma donde la gasolina se incrementó de 12 a 20 pesos por litro y que vino a terminar con miles de empresas y empleos en todo el país, es muy fácil lavarse las manos como Poncio Pilatos y decir, yo jamás levante la mano para la reforma energética, pero tampoco defendió a los sonorenses, así como tampoco defenderá a los cajemenses en caso de llegar a ser alcaldesa de este deteriorado Municipio.

Por otro lado, tenemos al larguirucho del ‘Chabeto’ Plascencia que con todo el cinismo del mundo anda recorriendo el distrito XV en busca de votos que lo lleven al Congreso del Estado, en varias ocasiones le han reclamado sobre la única obra que se le recuerda al frente de la Secretaria de Desarrollo Social en el Estado, la entrega de sillas de ruedas hechizas con un valor aproximado de trescientos pesos que él mismo inventó y patentó, y que repartió por todo el estado argumentando que le habían costado más de cinco mil pesos por unidad, por falta de tiempo y espacio en nuestra próxima edición le estaremos llevando más detalles y por menores de la vida de este desprestigiado candidato que intenta beneficiarse de la política a costa de los cajemenses.

Por hoy es todo, ¡Buenas tardes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *