PODER ESCUCHAR LE CAMBIA LA VIDA A NELY Y A SU FAMILIA: PANO SALIDO

ESTATAL PRINCIPAL

* La calidad de vida de seis sanluisinos tiene una gran mejoría después de recibir aparatos auditivos gestionados por Pano Salido

San Luis Río Colorado, Sonora, agosto del 2017.- La sordera que sufre desde los cinco años de edad no le ha impedido a Nely Álvarez ser una persona útil. Con su trabajo en el campo ayudó a una de sus hermanas a convertrise en profesionista, esfuerzo que ahora enfoca en su hija de 15 años.
 
Nely tiene razones para estar contenta al ser una de las beneficiadas con un aparato auditivo que le permitirá tener una mejor comunicación con su familia, gracias a las gestiones de Epifanio “Pano” Salido, quien después de conocer su caso y el de otros cinco sanluisinos, concretó este apoyo.
 
“El objetivo que tenemos es ayudarle a las familias a resolver problemas y lo estamos haciendo con cosas tan esenciales como un aparato auditivo, que le puede cambiar la vida no sólo a una persona sino todo el entorno de una familia”, dijo Pano Salido.
 
“Nos da mucho gusto que Nely, así como otros ocho sanluisinos, se hayan acercado a nosotros y poder contribuir a que se integren de una mejor manera en sus familias y a la sociedad”, añadió.
 
ASÍ EMPEZÓ EL SILENCIO
 
La vida de Nely dio un vuelco total hace 36 años. La travesura de unos niños al tronar unos cuetes cerca de su rostro, afectaron su capacidad auditiva. Sus padres no tenían los recursos económicos para llevarla con el doctor, y cuando pudieron hacerlo ya el daño era irreversible.
 
Ahí empezó el calvario para esta joven madre originaria de Mexicali, Baja California, pero que desde hace 20 años radica en San Luis Río Colorado, donde ha formado una familia que la impulsa a seguir trabajando para poder sacarla adelante.
 
El accidente tuvo muchas repercusiones en la vida de Nely, pues aunque a los cinco años ya hablaba, el no poder escuchar bien le permitió nada más estudiar la primaria, truncando su formación ya que fue hasta los 17 años que tuvo el apoyo para un primer aparato auditivo.
 
“Fue muy difícil. Durante el proceso de los 5 a los 17 años me decían una cosa y yo contestaba otra. Si uno no escucha, empieza el zumbido, se empieza a estresar porque no escucha uno nada –tápese los oídos para que sienta, dice-, se siente horrible, se siente desesperación”.
 
Tampoco pudo aprender el lenguaje de señas porque vivían en un campo de Mexicali y su madre no la podía llevar a la escuela especial porque les quedaba muy lejos.
 
Ahora Nely no tuvo que esperar tanto tiempo. Después de acercarse a la Oficina de Enlace de los Diputados del PRI en esta frontera, recibió en pocas semanas la ayuda de un aparato auditivo, que le permitirá mejorar su calidad de vida.
 
“Tenía como un año sin poder escuchar porque el aparato que tenía se fue deteriorando, pero ahora gracias al apoyo del diputado Pano Salido ya puedo oír bien”, dijo.
LOS SUEÑOS
 
Nely está convencida de que de no haber perdido la audición hubiera podido estudiar y, sin ningún resentimiento, agrega que hubiera sido una maestra, doctora o enfermera.
 
A cambio de eso, sin poder continuar en la escuela, desde los 11 años empezó a trabajar en el campo hasta los 24 años que encontró un empleo en la ciudad.
 
“Con mi trabajo en el campo y luego en una fábrica, le pagué los estudios de medicina a una de mis hermanas que ahora vive en Los Ángeles (California)”, comentó.
 
La historia se repite, pero ahora la motivación es su hija de 15 años, una estudiante de excelencia que ingresará este año al Colegio de Bachilleres de esta frontera con todo el apoyo de las autoridades de la institución educativa.
 
“Yo le diría a la gente que necesita ayuda para sus hijos o para ellos, que se acerquen aquí para que los apoyen y puedan estudiar, porque eso fue lo que me hizo falta a mi. Muchas gracias al diputado Pano Salido por haberme apoyado con el aparato auditivo”, señaló Nely.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *