LA BANDERA POR LAS VENAS DE NUESTRA NACIONALIDAD

DEPORTE PRINCIPAL

* Alfredo Despaigne recibió en nombre de sus compañeros del equipo de Granma, la enseña nacional que ondeará en cada jugada del equipo Granma en la Serie del Caribe, que comenzará este viernes en Jalisco, México

Granma, Cuba, enero del 2018.- Cuando en los brazos más poderosos de nuestro béisbol, los del jonronero Alfredo Despaigne, fue depositada la bandera nacional que ondeará en cada jugada del campeón cubano en la Serie del Caribe, la pelota viajó en su propia ruta; esa que la hace raíz cultural y que corre por las venas de la nacionalidad.
 
José Martí, México, y el propio nombre del equipo, Granma, se fundieron para que los peloteros recibieran el pabellón patrio que ha de guiarlos en un torneo de mucha exigencia y alta competitividad.
 
Fue en México, cuyo bello estado de Jalisco será la sede de la Serie del Caribe desde mañana, donde el Héroe Nacional publicó, el 30 de enero de 1891, en el diario El Partido Liberal, su ensayo Nuestra América, un proyecto de futuro para el continente, que en los tiempos que corren y ante las amenazas de un imperio hoy más brutal y revuelto, debe leerse en presente: ¡Los árboles se han de poner en fila, para que no pase el gigante de siete leguas! Es la hora del recuento y de la marcha unida y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en la raíces de los Andes. Y frente a esta predica, en la base del monumento al Apóstol, en la Plaza de la Revolución, la enseña nacional encontró abrigo en los peloteros.
 
Granma es el nombre del yate, que también salió de México en gallarda y valerosa expedición para sellar la lucha por la independencia de nuestro país iniciada en 1868, y que este 2018 cumple 150 años. Por esos senderos de la historia caminarán los jonrones y grandes fildeos y por ellos pasan también estos héroes del terreno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *