IMSS SONORA RECONOCE LABOR ALTRUISTA DE PERSONAS QUE DONARON SUS ÓRGANOS

HERMOSILLO PRINCIPAL

* Familiares de los ya fallecidos recibieron este homenaje que se realizó en el Hospital General de Zona número 14

* El nosocomio se encuentra por encima del 50% de la media nacional en familias que aceptan la donación de órganos, alcanzando el 82%

Hermosillo, Sonora, Octubre del 2017.- El delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora, Miguel Jiménez Llamas presenció la ceremonia donde se reconoció la labor altruista de personas que donaron sus órganos al morir, así como a sus familias, quienes accedieron a que sean trasplantadas personas con necesidad de trasplante.
 
El funcionario señaló que con este tipo de acciones se garantiza una mejor calidad de vida a quien lo recibe, permitiéndole recuperar con ello la salud y resaltando la importancia de comunicar la intención de ser un donador de órganos.
 
“Es muy importante comunicar y hacer conscientes a nuestros familiares de nuestra decisión de donar nuestros órganos cuando muramos, porque en el país se tiene registro de 21 mil 400 pacientes en lista de espera para ser trasplantados”, manifestó.
 
Durante el evento realizado en el Hospital General de Zona (HGZ) número 14 en Hermosillo, el delegado mencionó que este nosocomio ocupa el sexto lugar dentro del IMSS con mayor número de donaciones, esto gracias a que hasta un 82% de las familias aceptan donar los órganos de su ser querido, colocándolo por encima de la media nacional.
 
Jiménez Llamas recordó que en México se cuenta con 150 hospitales con licencia para realizar o recibir donaciones de órganos, teniendo Sonora, cinco de estos, de los cuales, dos son del IMSS, la Unidad Médica de Alta (UMAE) y el HGZ14, mientras que a nivel nacional suman 55 del mismo instituto.
 
Por su parte, Mirna López Cota, madre de uno de los donadores, agradeció dicho evento donde pudo compartir con los ahí presentes parte de su historia de vida; relató que en un principio se negó a la donación, sin embargo, recordó las palabras y decisión de su hijo cuando apenas tenía 16 años de ser donador.
 
“Gracias a quienes hicieron posible este evento y por darme la oportunidad de compartir mi sentir, mi aprendizaje y mi gratitud. Les comparto que he sentido un cúmulo de emociones que han ido desde la negación, el coraje y tristeza, pero mi hijo quiso ser donador desde los 16 años para dar vida a otros”, expresó.
 
Por su parte, Omar Valdez Orozco, receptor de uno de los órganos donados, dijo estar muy agradecido con médicos y familiares por esta nueva oportunidad de vivir, y todos los días rinde homenaje a quienes tomaron una elección de vida después de la muerte.
 
“Es mucho lo que tengo que agradecer, a mi donante, a su familia, a los doctores, a Dios, y cada día hacemos mi familia y yo un homenaje silencioso, porque quien dona sus órganos da vida y le devuelve la salud a personas que han sufrido por una enfermedad”, apuntó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *