fbpx

CON EL NUEVO INSTITUTO DE SALUD MENTAL Y ADICCIONES EN SONORA, SE FORTALECE SU CAPACIDAD FINANCIERA PARA ATENDER LA CRECIENTE DEMANDA: DIP. JAVIER VILLARREAL

* Al fungir como organismo autónomo, con patrimonio propio, estarán facultados para la gestión social de recursos, tanto en la iniciativa privada nacional, internacional y gubernamental

Hermosillo, Sonora, abril de 2018.- La creación del Instituto Estatal de Salud Mental y Prevención de Adicciones, que permitirá atender de mejor manera los problemas de drogadicción y depresión que enfrenta el sector laboral sonorense, fue aprobada este miércoles por el Pleno del Congreso del Estado.
El proyecto de Decreto presentado por el diputado Javier Villarreal Gámez, reforma, deroga y adiciona diversas disposiciones a la Ley de Salud Mental de Sonora.

“Este Instituto tendrá personalidad jurídica y patrimonio propio, lo que le permitirá contar con mayor presupuesto para atender de mejor manera los problemas de adicciones y mentales que afectan a los trabajadores sonorenses”, dijo el legislador.

Villarreal Gámez explicó que se trata de una petición de muchos sectores involucrados en el tema, entre ellos los mismos funcionarios y empleados de la Dirección de Salud Mental que han planteado la necesidad de mayor apoyo financiero y presupuestal.

Añadió con la creación del Instituto como un organismo público descentralizado, tendrá la oportunidad de obtener y gestionar recursos en el sector privado y público nacional e internacional, para poder fortalecer a esta institución que requiere el apoyo de todos.

Para este 2018 se aumentó en 108 millones de pesos el presupuesto con el que ya contaba la Dirección de Salud Mental, pero que mejor que ese recurso se pueda utilizar en un instituto con personalidad jurídica propia, señaló.

Se puede buscar también la manera de que las empresas le puedan aportar recursos extraordinarios al Instituto y puedan hacer convenios de colaboración para atender al creciente número de ciudadanos que están en problemas serios, no sólo de adicciones sino de depresión y otros problemas de salud mental que hacen urgente fortalecer la capacidad de atención del estado a este problema social, mencionó.

“El problema de la drogadicción y de las adicciones está creciendo, la Gobernadora lo mencionaba el otro día, que lo único que ha bajado es la edad de consumo, y eso es muy preocupante, sobre todo en el caso del ‘cristal’”, dijo.

“Las consecuencias de una droga tan adictiva está afectando de una manera alarmante al sector productivo, a las empresas, a las escuelas y no se diga a las familias, además de provocar un incremento en la violencia y los robos, razón por la que todos debemos entrarle para combatir esa adicción”, añadió.

Informó que además de las adicciones hay un serio problema de depresión, situación que durante 2016 desembocó en 200 suicidios, mientras que en 2017 fueron 247.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *