febrero 4, 2023

PERIÓDICO EXTRA DE LA TARDE

DIARIO INDEPENDIENTE AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD

#Columna | TEMAS DE LA TARDE

Por Ariel Leon

Gran revuelo causo este día la llegada del licenciado Carlos Amaya Guillen al Juzgado Tercero ubicada en el tercer piso del edificio estatal en Ciudad Obegón, el abogado arribo a bordo de la ambulancia particular Traslados Médicos de Obregón con número económico 01 y bajado en camilla para realizar una comparecencia ante la juez correspondiente.

Desde hace varios meses el licenciado Amaya Guillen a desencadenado una serie de señalamientos en contra de la Titular del Juzgado Tercero por supuestos malos manejos, arbitrariedades y un sinfín de corruptelas señaladas por el litigante. Durante varios minutos espero con el cinturón de seguridad y sobre la camilla hasta que fue atendido por el secretario de acuerdos quien dijo que se daría seguimiento a su declaración, no sabemos en que vaya a terminar esta gresca legal, lo que si podemos decirle es que fue una cantidad impresionante de litigantes los que se acercaron a brindar el apoyo emocional al licenciado Carlos Amaya.

En redes sociales entre muchas otras palabras de aliento, llama la atención una de Florentino Vazquez Borja que reza lo siguiente: “Si no hay justicia para los gobernados, que no haya paz para el gobierno. Gremio de abogados y público en general, juntemos firmas para que el gobernador renuncie o quite a la corrupta fiscal de su puesto, nosotros te pusimos, nosotros te quitamos”.

Donde se avizoran cambios es en la vecina república de Bácum donde las manda cantar Serge Enríquez Tolano según nos enteramos en radio pasillo el alcalde tiene programada la remoción o rotación de por lo menos seis funcionarios del H. Ayuntamiento entre otros la secretaria técnica de Presidencia, comunicación social, el departamentos de eventos, entre otros más, pero según nos informaron será hasta la próxima semana cuando el propio alcalde de a conocerlo a través de una rueda de prensa, ¿Verdad o mentira? Dentro de ocho días lo sabremos.

Donde se deberían de dar cambios de forma inmediata y con carácter urgente es en la Secretaria de Seguridad Pública de Cajeme, ya que el capitán maizorito,  el ‘Gallo’ Claudio sigue cobrando de forma ridícula un sueldo bastante oneroso, el alcalde de Cajeme, Javier Lamarque debería de tomar en cuenta la nula participación de su secretario de seguridad pública al momento de realizar alguna detención, también debe de tomar en cuenta que al capitán de agua dulce, le importa una pura y dos con sal, lo que ocurra en Cajeme ya que, al terminar su periodo él se regresará a su tierra y nadie lo molestará por el mal papel que hizo durante su gestión al frente de la corporación, sin embargo, el alcalde de Cajeme nacido en Ciudad Obregón, con sus raíces bien plantadas sobre esta bella ciudad donde seguramente continuara viviendo el y su familia, será señalado por no haber actuado de forma íntegra para remover al capitán de agua dulce de la secretaria de seguridad pública municipal.

De lo que también nos enteramos es del tremendo piquete de ojo que le dieron al alcalde de Cajeme en su campaña un secretario muy allegado a él y que le pego batazo por las meras cuatrocientas a varios de los hombres y mujeres que se partieron el lomo en la campaña con el candidato, hoy alcalde de Cajeme, este secretario que despacha en la planta alta sobre la calle Sinaloa dicen que se clavó la quincena de por lo menos seis meses de muchos trabajadores que caminaron arduamente calle por calle, casa por casa promoviendo el voto para Javier Lamarque, lo que no nos platicaron si el alcalde se enteró de este desfalco, porque seguramente de ser así, este funcionario agiotista que por cierto, ya lo sentaron porque andaba muy acelerado buscando una candidatura para el 2024, ya no estaría cobrando sus quincenas a un lado de la Tesorería, eso sin contar que la dependencia a su cargo fue la dependencia que más gasolina consumió del ayuntamiento durante el 2022.

Un doce bien frío para el que comparta el nombre de este largo funcionario, en los comentarios de esta columna.

Por hoy es todo, ¡Buenas tardes!